Vikingo: Clase melee muy parecida al guerrero, se especializa en su maestría en el uso de armas dobles y posee una probabilidad de paralizar cuando golpea a un personaje. Es recomendable que el Vikingo siempre trabaje conjuntamente con un Herrero, ya que le brindará la oportunidad de utilizar las mejores armas para su clase.

Místico: Es una especie de híbrido entre un Druida y un Mago, con ventajas propias de los dos e inconvenientes. Su principal ventaja es la utilización de todos los hechizos mágicos menos los propios de clase, por ejemplo: la llama de dragón o el aliento de dragón; además, posee un hechizo propio que le permite remover y curar al mismo tiempo. Posee un golpe con vara mayor al de un druida, pero por otra parte tiene menos daño mágico que un mago. Es altamente recomendable el uso de un Ermitaño cuando se tiene un Místico, ya que es la clase que puede crear el equipamiento mágico que necesita el Místico.

Artillero: Híbrido entre un cazador y un arquero. Se especializa en el uso de la honda, aunque también puede utilizar otros arcos como el simple, el compuesto y la ballesta. Posee una habilidad que consiste en una probabilidad de cegar, estupidizar o paralizar cuando golpea a un personaje. Se recomienda encarecidamente el uso de un Herrero y un Carpintero al tener al Artillero, ya que el Herrero le podrá crear la munición más fuerte para su honda y el carpintero le podrá crear las flechas para su arco en caso de querer usarlo.